El auge de la videoconferencia: la cortina técnica como adaptación a unas nuevas formas de trabajar

Nos encontramos ante una etapa de reinvención, de cambio y adaptación.

Con la crisis del COVID19 el mundo ha tenido que adaptarse, a toda velocidad, a las nuevas exigencias del entorno actual. Es un hecho que la pandemia ha cambiado nuestra forma de vivir, de relacionarnos y de trabajar. Se abren nuevos horizontes con fórmulas mixtas de trabajo a distancia y presencial, una dualidad a la que tanto personas como empresas nos hemos tenido que adaptar.

Las videoconferencias, un efecto de la pandemia que marca las tendencias del mercado

Una de las consecuencias de la situación presente es el incremento de las videoconferencias a distancia. Las herramientas de comunicación digital se han convertido en un aliado vital en tiempos de pandemia y han llegado para quedarse; las empresas han visto la necesidad de establecer métodos de comunicación efectivos e instantáneos.

Así pues, hoy en día la videoconferencia forma parte de la rutina diaria de la mayoría de las empresas. Una buena comunicación y la colaboración entre equipos es el pilar básico de cualquier compañía. Por este motivo, las oficinas han tenido que adaptar sus espacios a tal fin y buscar soluciones para abordar un trabajo confortable y eficaz, acorde a las necesidades actuales.

El exceso de luz en las oficinas provoca molestos reflejos en pantallas que impiden trabajar de forma confortable, además de ser perjudicial para la salud ocular. Este problema se intensifica con el incremento del uso de las herramientas digitales.

Oficina con cortina técnica para evitar molestos deslumbramientos

Ya es sabido que la iluminación juega un papel fundamental y va directamente relacionada con la productividad de los empleados.  Con esta nueva normalidad son muchas las empresas que han adaptado sus instalaciones, acondicionando salas de reuniones con cortinas o estores que gestionan y regulan la entrada de luz y, sobre todo, que reducen los incómodos deslumbramientos, permitiendo una visión óptima y clara.

La cortina técnica en las videoconferencias es una excelente solución para la reducción de los deslumbramientos, que filtran la luz solar, sin renunciar a la luminosidad y el confort.

Existen una gran multitud de tejidos técnicos con muy buenos factores de difusión y diferentes coeficientes de apertura que consiguen reducir drásticamente los reflejos que además garantizan un confort visual óptimo, adaptados a cada necesidad.

En oficinas, trabajar con pantallas exige el cumplimiento de unos requisitos en los que se debe respetar la combinación de luz natural, iluminación y protección contra los reflejos. Y, ahora más que nunca, las empresas deben adaptarse a los nuevos retos tecnológicos del presente y el futuro.